Andrea Perissinotto

riempimenti sentimentali

Instalación: do not touch the work

mujer pone las manos en la obra de arte
chica delante de la instalación

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Instalaciones

do not touch the work

por SUSANA BLAS

La instalación DO NOT TOUCH THE WORK (2009) se ocupa del modo en que los visitantes de museos y galerías se enfrentan a las obras de arte contemporáneo, y en concreto, analiza cómo muchas de las piezas visionarias, de la performance, el happening o la instalación de los años 60 y 70 se han convertido en fetiches de museo a los que el visitante no puede ya acercarse, ni mucho menos tocar, traicionándose absolutamente el espíritu inicial. Esta es una pieza que alude por tanto a los ideales perdidos y a cómo el devenir del tiempo modifica o transforma los propósitos y las luchas. (LEE TODO EL TEXTO DE SUSANA BLAS: Políticas de lo personal >>)




Este trabajo analiza la relación entre obra y espectador, investiga los cambios en las condiciones de percepción que se experimentan entre el sujeto y el objeto y sus posteriores rupturas.
Hay obras que fueron concebidas por sus creadores para que se pudiera interactuar con ellas. Sin embargo, al entrar en la historia del arte contemporáneo, éstas se desvinculan de su función, perdiendo pues la relación original que tenían con el público. Es más, se protegen incluso con carteles para remarcar a los espectadores que está prohibido tocar la obra.
Este tipo de advertencias se convierte, en “Do not touch the work”, en una reflexión sobre el concepto mismo de la pieza artística donde el cartel llega a ser la obra de arte misma. De esta forma, nos saltamos el espacio temporal entre ejecución de la propuesta artística, confirmación histórica de la misma y la prohibición o negación de interactuar con la obra.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

© 2013 Andrea Perissinotto